Conversaciones Privadas con Franco


Tte. General Francisco Franco Salgado-Araujo. Mis conversaciones privadas con Franco. 


Comentamos un informe enviado de los Estados Unidos sobre el programa "Fin de la era de Franco" del pasado 25 de febrero, por el canal 13 de la televisión, narrado por Hugh Thomas y el profesor de Historia del City College, Briley Diffy. Este informe, que recibí de un amigo de Nueva York, también lo conocía Franco, sin duda por conducto de nuestra representación oficial en los Estados Unidos.

"Creo que la mayoría de los que escriben en los Estados Unidos sobre asuntos de España si no son rojos o izquierdistas, son unos despistados. Decir que la ayuda americana, al fortalecer al Ejército español 'solo ayudaría al régimen en la supresión de las libertades dentro de España' es desconocer por completo la realidad española. Los izquierdistas americanos aceptan como artículo de fe todo cuanto les dice la propaganda roja exiliada, que es "la voz de su amo", Moscú. En España nunca hubo las libertades de ahora; cada español hace lo que le parece y piensa lo que le da la gana, teniendo participación en la vida pública a través de las elecciones sindicales, las de concejales, las de la parte electiva de las Cortes, etcétera. La prensa tiene hoy libertad de expresión y a ningún español se le castiga por tener ideas distintas a las del régimen ni por defenderlas con sus amistades. Aquí lo que no se tolera es la violencia, como en ningún país civilizado, y la alteración del orden público, que es lo que hacen siempre los comunistas o agentes de Moscú, o los exiliados españoles. En España durante los años de la república no hubo, como tú sabes, la menor libertad, y las garantías constitucionales permanecieron casi siempre suspendidas. Las afirmaciones del señor Madariaga a Hugh Thomas de que España está sujeta a los deseos de un hombre, es apasionada como todo cuanto dice este señor. Todos los españoles saben que hoy no se gobierna a mi capricho, ni lo tolerarían si ello fuese verdad. Hoy se gobierna España a través de la voluntad popular, representada por los organismos que antes he citado, y cuyos representantes son elegidos libremente. Somos una "democracia orgánica"; esto lo saben nuestros enemigos, pero no quieren darse por enterados. De lo que no se dan cuenta los americanos de izquierdas y muchos de derechas es que si los nacionales fuéramos derrotados o el régimen español derribado, el triunfo sería del comunismo, y la Península Ibérica se convertiría en otro país satélite, como todos los países tras el telón de acero. Esta verdad no quiere verla el mundo izquierdista." 2 de marzo de 1963

"Muchos enemigos de la Iglesia y del régimen, como le sucede a la masonería, quieren interpretar la última encíclica Pacem in terris, de S.S. el Papa Juan XXIII, como favorable a ellos y contraria al régimen español; yo considero que lo hacen con intención persecutoria. No se debe mantener un régimen político contra la voluntad de los gobernados; pero en España el régimen está avalado por la victoria en la guerra contra la república que nos llevaba al comunismo. En esta guerra no luchaban los republicanos de buena fe, lo hacían, como tú has visto, las organizaciones comunistas del mundo entero, con sus brigadas internacionales, mandadas por las primeras figuras del comunismo internacional. Mi referéndum, completamente imparcial, fue ganado por la mayoría del pueblo español y estableció las bases del régimen que hoy está  vigente. En cuantas ocasiones se presentan, el pueblo exterioriza con su aplauso su complacencia y adhesión hacia mi. Es natural que los masones deseen arrimar el ascua a su sardina, y aprovechen todas las ocasiones que se presenten para arremeter contra el régimen que salió de la guerra y que seguirá gobernando a España, sometiéndose a los referéndums o plebiscitos que se consideren necesarios. Ya he dicho muchas veces que los españoles somos demasiados viriles para soportar un gobierno que creemos que está impuesto por la fuerza." 27 de abril de 1963


No hay comentarios:

Publicar un comentario