Aquí la voz de Europa, Ezra Pound


Ezra Pound, Aquí la voz de Europa. Alocuciones desde Radio Roma, 1941-1943

- Yo nunca he pleiteado por la simpatía cuando no he sido comprendido.

- Un amigo me dijo que se alegraba de que yo tuviera las ideas políticas que tengo, pero que no conseguía comprender cómo yo, ciudadano de los Estados Unidos de América, podía tenerlas.

- Mi política me parece simple. Mi idea del Estado o del Imperio se parece a la de un erizo o un puerco espín: sólido y bien defendido. No me va la idea de que mi país sea como una sanguijuela, con endebles tentáculos y aquejado de úlcera gástrica y colitis.

- Aquello contra lo cual me hallo presto a combatir es la existencia de hebreos ex europeos que obtengan una paz peor que la de Versalles, con dos docenas de nuevos Dantzigs. En particular, a lo que me opongo es a que los Estados Unidos se hagan conceder pequeñas bases militares en Aberdeen, Singapur, Dakar, en Sudáfrica y en el Océano Índico, que, como otros tantos mocosos, se cuelguen de sus pantalones y conviertan desgraciada y matemáticamente seguro el estallido de otra guerra por los Du Pont, los Vickers... diez o quince años después. Y a este fin trabajan, sórdidamente, noche y día, los Roosevelt, los Morgenthau, los Lehman, por no hablar de los Warburg.

- Cuando antes toda América y toda Inglaterra abran los ojos y vean lo que están perpetrando los Warburg y los Roosevelt, tanto mejor será la próxima generación y para la actual.

- No quiero que mis compatriotas, entre los veinte y los cuarenta años, sean mandados al matadero por favorecer el tráfico de la droga y los otros tráficos ilícitos de los judíos británicos en Singapur y en Shangai. No es éste mi concepto del patriotismo americano.

- Una paz con bases americanas esparcidas por todo el planeta no sería una paz más verdadera que la de Versalles.

- Según lo que puede observarse, Roosevelt se encuentra en manos de los hebreos más aún de lo que lo estuviera Wilson en 1919. Soy contrario a su ingerencia en cualquier cuestión postbélica aún cuando me conste que la toma de posición sea puramente académica.

- Se puede hacer retroceder la fecha del comienzo de esta guerra hasta 1694: aquel 1694 en que se inoculó en el pueblo inglés el virus de la muerte, el invisible, silencioso virus más letal que el de la sífilis, cuando el Banco de Inglaterra empezó a imprimir dinero sobre la nada y a imponer tasas de interés sobre el mismo.

- Examinemos a todos los asesinos que han sido utilizados como chispazo de una guerra y a los que han sido explotados con la intención de provocar una guerra. Pongamos algo húmedo en la mecha. Unamos las dos cosas. Servirse de un pueblo, mandar a un pueblo a la guerra sin preparación significa destrozarlo.

- Francia se ha estrellado contra la imbatible Alemania. Inglaterra se ha echado sin estar preparada y el colmo de la impreparación es debido al éxito del trío Lehman - Frankfurter - Morgenthau. El éxito de conseguir la entrada de América en el conflicto y de berrear, ahora, clamando desastres.

- No soy un pacifista de aquellos que ganan premios. Existen momentos en los cuales una nación debe combatir, aunque no entrevea ninguna posibilidad de éxito, como ha hecho Finlandia contra Rusia cuando se ha visto amenazada de extinción.

- Un cretino, o un deficiente medio hipnotizado que vive en la Casa Blanca, ha amenazado con reducir al hambre al Japón, ha mandado unas notas majaderas, dignas de una colegiala, a Mussolini y a Hitler, ha amenazado con reducir al hambre al mundo, ha dicho un montón de bobadas a las Potencias del Eje y al Japón.

- Todos los que murieron en Dunkerque, murieron por el oro. Todos los que murieron en Dakar, murieron por el oro.

- Si Roosevelt no estuviese por debajo del nivel biológico en el cual el concepto del honor entra en las mentes, por debajo del nivel biológico en el cual los seres humanos conciben la existencia de algo llamado honor, el embustero debiera aparecer sobre la escalinata del Capitolio y hacerse el hara-kiri, expiando así los males que ha hecho recaer sobre el pueblo americano.

   He dicho que debiera suicidarse sobre la escalinata del Capitolio para expiar el mal que ha hecho al pueblo americano. Lo he dicho, lo repito y lo confirmo.

- Imaginemos la cuestión de la destrucción de la lengua, de la falsificación de todas las correspondencias de las bien alimentadas revistas, de la falsificación de las noticias de prensa y también de la guerra al conocimiento histórico.

- Nótese cuando las escuela americana empezó a desafinar, cuando los niños de las escuelas inferiores comenzaron a oír hablar de Lenin, Marx, Trotzky, en vez de Lincoln y Washington.

- La antimoral bolchevique procede del Talmud, que representa la más obscena doctrina de las codificadas por aquella raza.

- El Talmud es el único y exclusivo generador del Bolchevismo y si en los Estados Unidos existen algunos cristianos, harían bien en tomar en cuenta esta advertencia, harían bien en considerar la diferencia entre la parte griega y la parte judía de la Biblia.

- Existió un hombre llamado Pericles. Y existió un hombre llamado Aristóteles; existieron numerosos escritores, como Homero y Platón, los cuales dieron vida al modo de ser europeo; en suma, a la civilización europea; y todo ello logró infiltrarse en la isla que se encuentra a lo largo de la costa noroccidental europea y de allí se trasplantó al continente americano; todo ello tiene un origen mediterráneo.

- Pregunto yo ¿por qué fue crucificado Cristo? Fue crucificado porque trató de combatir contra una mafia.

- En Palestina, antes del año cero de la era cristiana, existían otras sectas místicas. Se dice que muchas de ellas tenían una existencia que superaba los doscientos años.

   No tomo en cuenta las cuestiones místicas y religiosas.

   Pregunto por qué los sacerdotes y los Levitas fueron tan inflexibles en el asunto de la crucifixión.

   Poncio Pilatos no podía resolver la cuestión. No tenía ningún interés en encontrarse con una revuelta en sus manos, y por eso se las lavó.

- Del Talmud proceden los bolcheviques. Del Talmud se deriva la voluntad de destruir a Europa, de arrasar a la Cristiandad, de institucionalizar el ateísmo, y es irónico o trágico el hecho de que los cristianos ingleses y americanos se encuentren doblemente ligados en una colaboración con la cruenta Rusia.

- El fariseo ha salido del campo abierto para conquistar todo el poder. El fariseo es el mal absoluto que eligió domicilio en Londres desde que el gobierno inglés indujo a los indios de América a matar a los pioneros y desencadenó a los mongoles y a los tártaros abiertamente contra Alemania, Polonia y Finlandia y, secretamente, contra todo lo que hay de honrado en América. Contra toda la herencia americana.

   Esta es mi guerra.

   La he hecho durante veinte años; y nadie la ha hecho antes que yo.

- Céline observa, también, que no ha encontrado nunca a un judío, por mísero e insignificante que fuese, que haya hablado nunca mal de Rothschild o de los soviéticos.

- En los Estados Unidos habrán de transcurrir más o menos veinte años para llegar al punto al cual había llegado Céline diez años ha, y llegarán con retraso.

- Yo llego con retraso.

- Céline niega que exista un odio fundamental e irresoluble entre franceses y alemanes. Y a la misma conclusión llegué yo tras haber pasado cuatro años en París. Existe, naturalmente, la voluntad de Roosevelt de reducir al hambre a los franceses de la Francia no ocupada, negándoles la leche en polvo y todo lo que necesitan los niños europeos.

- En 1938 Céline escribía y publicaba que las democracias querían la guerra y que finalmente la tendrían.

- Seguramente las democracias han querido la guerra; es decir los usureros la han iniciado y sus esclavos la continúan.

- Durante sesenta años los hombres han realizado con los conejillos de Indias toda clase de experimentos. Resulta claro que se consigue dar vida a una raza eliminando las diversas infiltraciones extrañas. Una raza se obtiene homogeneizando los cruces interraciales.

- El paso sucesivo, el próximo movimiento mundial, es un paso hacia la producción de individuos racialmente perfectos.

- La idea ha sido lanzada. No conlleva privaciones para nadie. No se le ha ahorrado crítica alguna. Si es buena por lo que se refiere a perros y caballos, debe pensarse que la raza humana merece aún mayores atenciones que las que los aficionados ingleses dedican a los perros de carreras.

- Tal vez llegará un tiempo en que los estudiantes americanos me leerán a mí, o a Céline, o a alguno de estos escritores. Pero no penséis, sólo porque los buitres de línea tardan mucho en llevar las noticias, que en Europa no se escribe nada.

- Un gran escritor es aquel cuyas frases simples y punzantes quedan grabadas en la memoria.

- Debo reconocer que a propósito de Hitler se han dicho más mentiras que a propósito de cualquier otro hombre viviente, exceptuando a Mussolini.

- Por lo que se refiere a Mussolini, sé que se trata de mentiras. He vivido aquí durante diecisiete años, y en diecisiete años me he dado cuenta de que se trataba de mentiras; mentiras y amenazas contra Italia desde el Tratado de Versalles.

- A partir de la época de las Sanciones empecé a considerar a Alemania bajo otro ángulo visual. Hasta entonces había conservado sobre Alemania muchas de las ideas que se remontaban a 1914, salvo la de considerar a Alemania como el defensor de las comunidades europeas. Hasta entonces no me había asomado al palco de la orquesta. Hitler aportaba una mayor justicia, su voz ofrecía, por la radio, un panorama de Europa. Comencé a pensar en ello. Pues sí; tal vez me había retrasado en la lectura del "Mein Kampf".

- En 1942 Hitler dijo que Alemania debería considerar a Italia, a la Italia fascista, como un rayo de luz en un mundo a oscuras, que se está hundiendo. Así como yo la consideraba el único pedazo de tierra sólido. Pues bien, el Führer, Adolf Hitler, hizo algo mientras yo  me limitaba a observar y escuchar. Existen diversos grados de eficiencia.

- Por lo que se refiere al programa de Hitler, se trataba de lo que sabíamos y por lo que ninguno habíamos hecho nada; es decir, que la mejora de la raza humana merece más desvelos y atenciones que la mejora de caballos y los perros y también la mejora de las pécoras, cabras y sementales de mayores dimensiones.

- Este es el primer punto del programa nazi. Mejorar mucho y salvar la raza; la raza perfecta; es decir, obtener jóvenes sanos. Conservar lo mejor de la raza, conservar los mejores elementos. Esto significa lo eugenético en contraposición al suicidio racial y no gusta a las mentes cortas de los hebreos, que quieren destruir a todas las demás razas a las que ellos quieren sustituir y sumergir en la esclavitud de los salarios o en la esclavitud soviética bajo el dominio de los malditos fariseos, nutridos por una pandilla de Churchills, Edens y Staford Cripps.

- Algo ha sucedido en Europa y no sabéis qué ha sucedido. No sabéis que ha pasado. Y cada hora que pasáis para la continuación de esta guerra es una hora perdida para vosotros y para vuestros hijos. Y cualquier acción sensata que hagáis la hacéis en homenaje a Mussolini y a Hitler. Cualquier reforma, cualquier paso hacia el precio justo, hacia el control del mercado, es un acto de homenaje a Mussolini y Hitler. Ellos son vuestros jefes, aún cuando os imaginéis ser guiados por Roosevelt o adoctrinados por Churchill; en realidad seguís a Mussolini y a Hitler en todo acto constructivo de vuestro gobierno.

- En este momento, en este año, Inglaterra me interesa más que América. Intelectualmente Inglaterra está más adelantada que América. Y, más aún, Inglaterra es, todavía, la capital intelectual de América.

- Las prisiones inglesas nunca estuvieron tan llenas, como ahora, de presos políticos, culpables nada más que de sus ideas y de sus convicciones.

- Dos grandes naciones han aprendido algo que vosotros no habéis todavía aprendido y es, precisamente, la responsabilidad del individuo. Forma parte del conjunto. Y forma parte del conjunto en los términos del antiquísimo sentido común con respecto a la propiedad de la tierra.

- No está escrito en ningún lugar del cielo que el hombre que planta algo en la tierra deba ser una presa permanente de los usureros.

- No está escrito en ninguna parte que un sistema que induce a los hombres a volverse hacia la tierra para aumentar la producción agrícola deba ceder el paso a un sistema de usura, de aprovechamiento.

- Todos, incluidos los famosos diputados ingleses, saben que cualquier país sano prefiere el fascismo al comunismo, cuando ha conocido concretamente a ambos.

- El bolchevismo fue creado por millonarios judíos de Nueva York. En realidad combate la propiedad privada de la tierra y del espacio vital individual, lo que equivale a decir la propiedad de la cocina y del dormitorio de cada uno, así como del campo y del almacén.

- Inglaterra y los Estados Unidos debieran estar al lado del Eje en contra del terror rojo y todos los ingleses y los americanos lo saben.

- Arte, economía, patología. Debierais saber algo sobre estas materias. Debierais salir de esta guerra, quedar fuera de ella e impedir la próxima. Debierais cambiar el viejo pestilente sistema. Arte corrompido, patología artística, atraso universitario.

- La salud es más interesante que las enfermedades: la salud es total. La belleza es más interesante que el defecto. Nosotros, la mayor parte de nosotros, hemos sido arrastrados por la nariz, o, en todo caso los intelectuales han sido casi todos descarriados, no porque no tengan cerebro, sino por su parcialidad, en el sentido original del término. Los intelectuales son generalmente un fastidio porque se deslizan por el snobismo y por los matices.

- Los hombres honrados, cuando vean que un dogma o un estilo han sido falseados se convertirán en analíticos. Serán parciales. Los más generosos, fuertes y redundantes. Los mejores sí, los mejores se ocuparán de la salud.

- Pero aquello que en un hombre fuerte es temperamento, llega a ser, en un hombre débil, malestar , falta de equilibrio. Difícil de distinguir, hasta un cierto punto. Y el que sigue la corriente, primero aprende a tolerar la debilidad, luego se acostumbra a ella, y finalmente se abandona a la desolación.

- El mundo era más sabio cuando el culto de lo feo no había atraído la atención de nadie. ¡Oh! sobre todo de la pseudo-belleza de las cajitas de chocolatinas y de otras cosas similares, pues cualquier defección de la regla principal indica decadencia. es una falsa madurez. Es un fruto amargo que se pudre.

- Todos hemos visto cómo se calumniaba y ofendía al culto de la belleza. El esteta es un artista que no quiere sufrir. No quiere afrontar la fatiga necesaria para pintar un buen cuadro o escribir una buena novela o un buen poema. Todo es fragmentario. Nada es total.

- Por lo que sé, nadie más ha tenido el coraje de hacer notar que el Pabellón alemán en la Bienal de Venecia, desde hace cuatro años, era el mejor. Todos los míseros pintamonas de los otros pabellones, que vuelven a copiar a Monet y Renoir con sesenta años de retraso, quedaron asombrados de la solidez del esquema. Era, de hecho, tal vez el único pabellón no arruinado por los melindres. Algunos más, algunos menos.

- Estáis en la más negra oscuridad y en la confusión. Habéis sido llevados, contra vuestra voluntad, a la guerra y no sabéis nada. No sabéis nada de las fuerzas que la han provocado o bien no sabéis casi nada.

- Los europeos, que deben saber algo más que los gañanes de las fábricas americanas, fueron burlados porque eran ignorantes. Se pueden vender quince ediciones de un libro cada cuarenta años sin conseguir penetrar en la mentalidad de una nación.

- Mil años de pensamiento europeo sirvieron para formar lo que hay de mejor en la vida tal como nosotros la concebimos, o como la habíamos concebido antes de los dos últimos estallidos bélicos. Como tales estallidos, eran necesarios para dispersar las nubes, los hedores, las cadenas del monopolio.

- Europa combate por la vida honrada. Los incapaces combaten para impedirla.

- Vosotros debierais organizaros contra este sabotaje mundial: el sabotaje de todo aquello que resulte adecuado a la vida de un ser humano. Y debierais organizaros por un sentido de justicia. Vuestro sentido de la justicia ha sido corroído durante decenios. La corrosión resulta operativa, sobre todo, porque la gente no sabe, y el miedo es el resultado de la ignorancia.

-  El instinto británico ha venido a menos. Muchos ingleses padecen una tal depresión que se hallan prestos a preferir el suicidio. Quiero decir conscientemente, de facto. Y es un hecho que durante un determinado periodo han estado suicidando a su propia raza. Incluso abiertamente. Exaltando a las familias poco numerosas. Exaltando la limitación de nacimientos. Todo esto no conviene a la supervivencia.

- Los hombres combaten por culpa del carácter belicoso y de maldad. Esto puede, también, ser comprensible. Pero no es recomendable.

- Los actuales parlamentarios son de tal modo ignorantes que algunas personas han pensado que podría ser útil impartir una instrucción parlamentaria. Sostengo que los parlamentarios debieran someterse a un examen, por lo menos, en algunas de las materias sobre las cuales se piensa que van a ser llamados a votar.

- Una idea es coloreada por lo que contiene. Tomemos, por ejemplo, la más o menos teutónica idea del materialismo. Marx y Engels se divirtieron jugando con la filosofía de Hegel y desarrollaron lo que se ha dado en llamar materialismo marxista. Esto ha sido apresuradamente introducido en Rusia y, tras veinticinco años, ¿qué tenemos? Tenemos que aquellos esclavos aullantes se han lanzado a una cruzada puramente metafísica, típicamente rusa, locos como en los excesos medievales, absolutamente olvidados de las cuestiones materiales.

- Un materialista marxista, ¿prefiere las condiciones humanas al trabajo y el trabajo a las condiciones inhumanas? ¿Cuentan algo los progresos auténticos de las condiciones de los trabajadores alemanes, en un universo materialista? ¿O el materialista marxista prefiere al ruso trampeado en un estado metafísico, en el que nadie tiene un cuarto verdaderamente suyo?

- Estoy absolutamente a favor de la responsabilidad, de la responsabilidad personal. No logro comprender qué tiene que ver el principio del materialismo o de la metafísica con el fusilamiento de niños de tres años. No logro comprender la invasión de un país por otro.